Le destrozan el culo en la ducha

0
31

Joven pero muy zorra, así podemos calificar a esta rubita que mientras se duchaba ha recibido la visita de su última conquista; un negro con un pollón de 30 centímetros. Tenía el ano dilatado y mojado porque se lo estaba masturbando con un dildo, el novio se estaba pajeando mientras ella no se daba cuenta y la ha sacado de la ducha para meterle su gran polla que seguro le satisface más que el mini consolador. Le ha follado la boca a base de bien y le ha demostrado por qué existe un mito con los rabos de los negros, realmente se le ve satisfecha.