Hijastra se cuela en la habitación de los padres

0
9990


Esta historia va de una jovencita que llega a casa de la universidad y al entrar comienza a oír unos gemidos de placer de su madre, que al parecer se encuentra con un hombre en la habitación follando como una loca. Entra sigilosa y se asoma con la puerta entre abierta, produciéndole una excitación morbosa ver como ese hombre folla con su madre. Ella lleva puesto un pantalón vaquero muy corto y sin bragas, así que desabrocha el botón y dirige los dedos a su sexo, tocándose mientras los observa. Cuando la pareja acaba, ella entra y se presenta. Su madre, algo apurada por la situación, le dice que ese hombre va a ser su nuevo padrastro y ella le mira, observando la gran polla que tiene entre las piernas. Por lógica, cualquiera se daría cuenta de que esta combinación es una bomba de relojería en esa casa. Tarde o temprano, ambos van a quedarse solos, sin la presencia de la madre y lo que pueda llegar a surgir está predestinado. En uno de esos ratos en los que la madre no está, la jovencita se encuentra en la cocina y él baja en calzoncillos a la nevera para beber algo. La chica se le insinúa de una forma muy morbosa y se dirige hacia su rabo para hacerle una mamada allí mismo para probar la mercancía. Pero de repente aparece la madre y frustra la situación tan excitante que tenían entre manos. No importa, por que la jovencita tiene un plan elaborado que no va a fallar y que consiste en aprovechar que su madre duerme profundamente para acudir a la habitación y en silencio, sacarle la polla para continuar con lo que estaba haciendo anteriormente. La follada que le mete a la chica es digna de admiración, con la madre al lado sin enterarse de nada.