Follada por un desconocido en el bosque

0
1027

Aunque penséis que esto no lo hace una persona normal en su sano juicio, os sorprendería mucho saber que en realidad hay mucha gente que se dedica a practicar el dogging, que es la práctica que se está poniendo de moda últimamente por Europa y que consiste en buscar lugares públicos aislados donde practicar sexo con desconocidos. Pero no es que sea algo propio de los hombres nada mas, también de alguna que otra mujer harta de la rutina sexual con el soso de su marido o personas que lo han probado en cierta ocasión y comienzan a repetirlo de vez en cuando por que les encanta esa sensación de nerviosismo de como responderá la otra persona, la fantasía morbosa de hacerlo en un momento en que pueden ser pillados por otras personas que pase por ahí o incluso que se apunte alguien observando o participando en la escena. Os sorprendería también saber que a veces acuden señoras que están bien buenas y con una necesidad de sexo extraordinario, de manera que cuando acabas, te deja los huevos completamente vacíos de semen, llegando a casa exhausto y pensando en cuando será la próxima vez que volveras a sentir una experiencia igual. Es el caso de esta pareja, donde el hombre sale medio escondido de entre los árboles cuando pasa un bomboncito de mujer, para proponerle realizar este tipo de práctica y encontrarse con la tremenda fortuna de que aunque ella lo iba buscando desde hace un tiempo, hasta esa fecha no había encontrado pareja con la que disfrutar de este tipo de cosas.