Checa y dos pollones

0
56

Nunca habia probado la doble penetracion, pero esta madurita checa no queria dejar pasar mas tiempo sin comprobar lo que se sentia, asi que contrató dos gigolos, aprovecho que su marido se iba a ver el futbol, y no le importo ponerle los cuernos con los dueños de semejantes trancas.